Blog Post

El mito de la pérdida de garantía usando cartuchos compatibles

El mito de la pérdida de garantía usando cartuchos compatibles

1 2 3 4

¿Cuál es la garantía los consumibles?
¿Puedo perder la garantía de mi impresora por usar cartuchos alternativos?

Vamos por partes ya que el tema es bien amplio. Hay que hacer ciertas aclaraciones al respecto para que los fabricantes no se puedan aprovechar de los consumidores y éstos puedan elegir libremente si comprar tintas y toner compatibles o decantarse por los consumibles originales:

Los consumibles de impresión son bienes perecederos y por ello la ley 23/2003 de garantías en la venta de Bienes de Consumo no contempla un periodo de garantía específico y queda a elección del vendedor.

Para todos los cartuchos de tinta compatibles (HP, Lexmark, Samsung, Brother, Canon y Epson) que vendemos en Inknova el plazo de garantía es de dos años desde la fecha de compra, o menor dependiendo de la fecha de caducidad de la remesa de cartuchos.

La fecha de caducidad suele ir en el envase del mismo y aconsejamos la instalación del cartucho en la impresora antes de esa fecha. Aunque un cartucho caduque, por ejemplo, el 20 de mayo, se puede poner ese mismo día y no es considerado caducado ya que la fecha hace referencia al momento de la colocación en la impresora. Por lo tanto tiene hasta ese día para poner su nuevo cartucho.

También tenemos el periodo de consumo recomendado que es de 6 meses una vez instalado el cartucho en la impresora para obtener unos mejores acabados en nuestras impresiones.

Consumibles compatibles malos para la impresora… ¿estamos de broma?

¿Me quedo sin garantía en la impresora por usar cartuchos alternativos a los originales?
Desde el momento en el que el cartucho no está considerado como pieza o componente de la misma sino como consumible o repuesto de consumo esto no puede pasar, al menos legalmente.

En ningún caso anulará la garantía legal del aparato, amén de la garantía comercial adicional, en caso de tenerla. Es como si me compro un televisor Philips y me obligasen a ponerle pilas Philips de por vida al mando a distancia. Pero claro, al precio al que venden los cartuchos originales, a los fabricantes les duele y mucho que haya un mercado de consumibles compatibles. Aunque sea totalmente legal y reconocido.

Garantía legal y garantía comercial:  La legal es obvia, el fabricante de la impresora está obligado por ley (2 años en equipos electrónicos). Y esa no nos la quita nadie.

La garantía comercial es un valor añadido que puede ofrecernos el fabricante y que siempre debe superar en calidad y/o cantidad a la legal. Por ejemplo, un 3er año adicional de garantía si registras el aparato. Usando consumibles compatibles sólo podríamos perder este tercer año adicional de garantía porque es donde el fabricante pone sus propias condiciones de garantía (imaginemos cual es una de ellas…). Por lo demás y por suerte, el mercado es libre y mientras no se violen las patentes de fabricación y se respeten las leyes los cartuchos de tinta no tienen porqué hacerte perder la garantía de la impresora, aunque a algunos les pene…

Una impresora no se estropea por utilizar un cartucho de tinta o un tóner compatible. Incluso pongámonos en el lugar de un cartucho compatible con muy mala calidad y que produzca mayor cantidad de residuo que uno original o un compatible de buena calidad. Para llegar a obturar los inyectores hacen falta muchos mililitros de tinta acumulados y secos, además de estar sin hacer ninguna limpieza de cabezales a la impresora durante meses. Si se cumplen estas dos cosas es cuando un cartucho malo puede fastidiar tu impresora. Pero esto nunca ocurrirá de un día para otro o con la utilización de un único juego de cartuchos. Se necesita mucho más. Que no te engañen con la garantía de tu impresora.

1 2 3 4

Related Posts